Mialgia: remedios caseros

La forma ideal de tratamiento es la detección de la enfermedad subyacente y tratarla. Cuando el músculo o grupo de músculos se inflaman, el descanso es necesario. Puede llevar a cabo estas medidas para aliviar el dolor:

  • Aplicar hielo durante las primeras 24 – 72 horas de una lesión para reducir el dolor y la inflamación. Después de eso, el calor a menudo se siente más suave.
  • Los dolores musculares producto de sobrecarga y fibromialgia suelen responder bien a los masajes. Los ejercicios de estiramiento suaves después de un período de descanso largo también son útiles.
  • El ejercicio regular puede ayudar a restaurar el tono muscular apropiado. Caminar, montar en bicicleta y nadar son buenas actividades aeróbicas para probar. Un fisioterapeuta puede enseñarle ejercicios de estiramiento, tonificación y aeróbicos para que se sienta mejor y no tenga dolor. Comience lentamente y aumentar gradualmente los entrenamientos. Evite las actividades aeróbicas de alto impacto y el levantamiento de pesos cuando esté lesionado o mientras tenga dolor.

Si las medidas caseras no están funcionando, el médico puede recetar medicamentos o terapia física, o referirlo a una clínica especializada en dolor.

Otras medidas que pueden proporcionar alivio del dolor muscular debido a una variedad de causas incluyen:

  • Evitar las actividades de alto impacto hasta que el dolor muscular se va
  • Evitar sesiones de levantamiento de pesas hasta que se resuelva el dolor muscular
  • Esperar un tiempo para descansar. Asegúrese de dormir lo suficiente y trate de reducir el estrés.
  • Hacer actividades para aliviar el estrés y ejercicios como el yoga y la meditación para aliviar la tensión. El yoga y la meditación son excelentes formas para ayudar a dormir y relajarse. Leer más acerca estas técnicas de relajación aquí.

Si los dolores musculares se deben a una enfermedad específica, siga las instrucciones de su médico para el tratamiento de la enfermedad primaria.